Entrevista a Ángeles Marichal Noda, Secretaria técnica de la Asociación de Criadores de Cabras de Fuerteventura.-

IMG_9212

Con ocasión de la 30ª edición de la Feria Agrícola, Ganadera y Pesquera de Fuerteventura, entrevistamos el pasado 23 de abril a Mª Ängeles Marichal Noda, Secretaria de la Asociación de Criadores de Cabras de Fuerteventura.

 FE.CA.MA: Ángeles, ¿cómo ha sido el ritmo de inscripción de animales en Fuerteventura desde que se abrió el Libro genealógio de la raza Majorera?

Ángeles Marichal: Durante los dos primeros años de la apertura del Libro genealógico, registramos los números records en las inscripciones. Más de 9.000 animales entraron en el Registro Fundacional entre 2012 y 2013; pero no todos los animales valorados fueron inscritos. Alrededor de un 30% quedaron fuera, sobretodo por mestizaje con la raza Saanen. Con mi compañera Inés Martín, nos encontramos animales que presentaban desde pequeñas despigmentaciones en mucosas hasta las mucosas totalmente despigmentadas ó la presencia de arropos.

En los tres años siguientes, las inscripciones estuvieron siempre por encima de los 2.500 animales al año. Esta caída en el número de animales inscritos es totalmente lógica. Cuando iniciamos el trabajo de valoración-inscripción en 2012, no habia ninguna ganadería en toda Canarias que tuviese animales inscritos en el Libro genealógico de la raza Majorera. Salimos a valorar todas las cabras y machos adultos presentes en las explotaciones de los ganaderos asociados. Ya en los años siguientes la inscripción fue de animales jóvenes, principalmente la reposición de las granjas, muchos de ellos hijos de ejemplares inscritos.

Lamentablemente,  importantes problemas sanitarios  han mermado la cabaña caprina  de Fuerteventura, por lo cual el censo de animales Majoreros inscritos vivos se aleja bastante del número de ejemplares que ingresaron en el Libro genealógico.

FE.CA.MA: ¿Cuántas son las granjas que están en control lechero en Fuerteventura y cuáles son sus producciones medias?

A.M.: Los primeros controles lecheros de cabras inscritas en el Libro genealógico se iniciaron en el año 2013 en Fuerteventura, en Gran Canaria y Tenerife, pues estas islas eran las únicas que habian comenzado a valorar animales en las granjas. En 2013 cuatro eran las granjas dentro del control lechero oficial y en 2016 pasaron a ser nueve, ya que este año se incorporaron cuatro granjas más al núcleo de selección.

En cuanto a las producciones medias, considerando los datos de estos tres años de control lechero en Fuerteventura, la media para la leche en las cabras prímiparas está en 300 kilogramos/lacatacion normalizada a 150 días con una producción máxima de 618 kilogramos de leche/lactación en 150 días. Las medias para los porcentajes de los componentes princiaples de la leche están en 4,54% para la grasa, 3,84% para la proteína y 13,82% para el extracto seco. Para las cabras multíparas la producción media normalizadas a 210 días de lactación es de 527 kilogramos para la leche, con un máximo de 1027 kilos también en 210 días de lactación. El porcentaje medio para la grasa es de 4,50%, mientras que para la proteína es de 3,89% y para el extracto seco es de 13,68%.

FE.CA.MA: ¿En que etapa se encuentra el Esquema de selección de la raza Majorera?

A.M.: El esquema de selección está en la etapa inicial; estamos trabajando para sentar las bases para la evaluación genética de los animales. Tenemos el Libro genealógico en donde se están inscribiendo los animales y podemos saber quienes son los padres y abuelos de cada animal. Este año, gracias al convenio con el Cabildo de Fuerteventura, conseguimos la financiación para realizar más de 1.500 pruebas de filiación por ADN para confirmar paternidades y maternidades en las granjas que están en control lechero. Esto es fundamental para la evaluación genética de los sementales, pues tenemos un 99,99% de certeza de que los datos productivos que se utilicen al evaluar  un macho, corresponden a cabras emparentadas con él. El control de rendimiento es la otra base de la evaluación genética, nos aporta información objetiva sobre la cantidad y calidad composicional de la leche de cada cabra en control. Por el momento se están haciendo evaluaciones genéticas intra-rebaño. Desde 2013 los ganaderos reciben una evaluación genética de las cabras de las granja con lactaciones certificadas y reciben la recomendación de que comiencen a criar para la reposición de su ganadería, la descendencia de sus cabras con mejor valor genético. Esperemos que con los resultado de las pruebas de filiación, al cerrarse la campaña de control lechero 2016, podramos tener algún macho valorado genéticamente en las granjas.

Nos queda aun por dar el salto y pasar de las evaluaciones genéticas dentro del rebaño a la evaluación genética entre los rebaños, pudiéndo ya identificar a los mejores animales del núcleo de selección. Para ello es fundamental comenzar a conectar las granjas del núcleo por medio de la inseminación artificial.

FE.CA.MA.: Muchas gracias Ángeles por responder nuestras preguntas y enhorabuena por el trabajo que estan llevando desde la Asociación de Criadores de Cabras de Fuerteventura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web usa cookies de analítica y técnicas para mejorar la navegación y hacer estadísticas. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en    Ver Política de Cookies
Privacidad